Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

sangrecilla o sangrecitaDesde luego, este no es un plato para cualquiera, quiero decir, los más aprensivos y reacios a comer víceras o achuras, tienen reparos en comer platos como este, sin embargo, para otros, ya sea por su alto valor protéico, su textura tersa y su incomparable sabor, hace de platos como este, una exquisitez. Hay estudios científicos que afirman ser un excelente complemento alimenticio para combatir la anemia durante el embarazo ya que es muy nutritiva. La sangre, puede ser de pollo, cabrito, cerdo, ternera o cordero (depende del país), y se puede encontrar en la gastronomía mundial desde tiempos inmemoriales, se usa sola como ingrediente principal o para mezclar con otros, véase morcilla, patorrillo, diversas sopas, pasteles y rellenos, o en el black puddingblutwurtz, drisheen... su origen es incierto, además de que es consumida en los cinco continentes, con pequeñas variaciones, tanto de ingredientes, como en la preparación, un hecho si es seguro y es que su delicioso y particular sabor enamora a los que se atreven, aquí una manera sencilla y particular de prepararla.

RECETA Nº 88 – SANGRECILLA O SANGRECITA

  • Raciones: 6 Personas
  • Dificultad: Fácil
  • Preparación: 10 minutos
  • Cocción: 15 minutos
  • Coste: Bajo
  • Tipo: Casquería
  • Familia: Cordero
  • Sub Familia: Sangre
  • Cocción: Sartén

INGREDIENTES

  • 500 gr sangre de cordero (cocida)
  • 1 cebolla roja picada fina
  • 8 cebolletas verde (de verdeo)
  • 1 cs ajos molidos
  • 2 guindillas frescas picadas (ají, chile poblano, cayena, roja, amarilla…)
  • 1 cs orégano seco
  • 1 cs hierbabuena fresca picada (o menta)
  • 1 cc cilantro fresco picado
  • 1 cc pimentón ahumado
  • 1 pzc pimienta negra molida
  • Sal fina a gusto
  • 6 cs aceite vegetal
  • Patatas cocidas para acompañar

PREPARACIÓN

  1. Limpiamos bien la sangre con un poco de agua fría, escurrimos, picamos en dados pequeños y reservamos.

2. ponemos a calentar el aceite en una sartén y doramos los ajos y las cebollas, sofreímos un par de minutos.

  1. Añadimos al sofrito el pimentón, y las guindillas frescas picadas, removemos.
  2. agregamos la sangre picada y salpimentamos, freímos bien a fuego medio unos 8 minutos.

  3. agregamos las hierbas y terminamos friendo un par de minutos más a fuego algo más fuerte.

  4. Servimos bien caliente y acompañamos de patatas cocidas.

NOTAS

Si no eres de picantes, suplanta las guindillas por unos pimientos de colores para añadir un toque de “alegría” visual al plato, ya que es casí negro, pero te recomiendo usar el picante, es un compañero ideal para el sabor de la sangre, o también puedes sustituirlas por pasta de chiles o  usando el pimentón picante y listo. Importante también es el uso de las hierbas, sobre todo la hierbabuena, si no tienes hierbabuena, cámbiala por menta, le dá una nota bálsamica al plato muy refrescante, además de camuflar a la perfección algún sabor punzante de la sangre.

sangrecilla o sangrecitasangrecilla o sangrecitasangrecilla o sangrecitasangrecilla o sangrecitasangrecilla o sangrecitasangrecilla o sangrecitasangrecilla o sangrecitasangrecilla o sangrecitasangrecilla o sangrecitasangrecilla o sangrecitasangrecilla o sangrecitasangrecilla o sangrecita

cc=cuchara café cp=cuchara postre cs=cuchara sopera tz=taza und=unidad pzc=pizca lchs=lonchas AOVE=aceite oliva virgen extra c/n=cantidad necesaria

También te interesará leer:

Lengua de ternera guisada

Manitas de cerdo guisadas

Anuncios